¿Deben las joyerías instalar obligatoriamente sistemas de grabación de imágenes?

Miniatura noticia

Una de las gracias que tiene este mundillo eleopediano nuestro tan  sobredimensionado todavía es que, gracias a la aplicación urbi et orbi de la LOPD y su normativa de desarrollo, cada día te enfrentas a nuevas situaciones a resolver. He andado estos días enfrascado en la implementación de la normativa en una empresa que regenta un negocio de joyería y de compraventa de objetos de joyería/relojes usados. Y fiel al que debe ser uno de los principios bandera de nuestra profesión, el traje a medida frente al Prêt-à-porter,una de las primeras cuestiones que me he planteado es determinar si debía tener en cuenta normativa específica, y la respuesta ha sido que sí: principalmente, la Ley 17/1985, de 1 de julio, sobre objetos fabricados con metales preciosos y su normativa de desarrollo, donde se regula una interesante obligación de comunicación de datos a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad; y la normativa sobre Seguridad Privada.

Dejemos de lado la primera de las normas citadas y centrémonos en el tema de la Seguridad Privada.

El Real Decreto 2364/1994, de 9 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Seguridad Privada, dedica su título III a la regulación de las medidas de seguridad cuya adopción es obligatoria para una serie de establecimientos por razón de su actividad, entre los que se encuentran los de joyería. En concreto, para este tipo de establecimientos el artículo 127.1 establece que deberán instalar:

  • Caja fuerte o cámara acorazada
  • Pulsadores anti atraco
  • Rejas en huecos
  • Puerta blindada
  • Protección electrónica de escaparates, ventanas, puertas y cierres metálicos.
  • Dispositivos electrónicos con capacidad para la detección redundante de la intrusión.
  • Detectores sísmicos.
  • Conexión del sistema de seguridad con una central de alarmas.
  • Carteles informativos sobre las medidas de seguridad adoptadas.

Como puede observar el lector, entre esas medidas no se encuentra la instalación de un sistema de video vigilancia o registro de imágenes, que sí se exige, por ejemplo, a las entidades bancarias en el artículo 120.1 del mismo texto legal, a cuya lectura remito.

Es decir, que hasta la fecha, la joyería que quería instalar un sistema de video vigilancia lo hacía de forma voluntaria, por conveniencia, no por imperativo legal. Sin embargo, parece que esta situación ha cambiado y la instalación de un sistema de registro de imágenes pasa a ser obligatoria por lo que expondré a continuación:

Las medidas de seguridad que se contemplan en el Reglamento de Seguridad Privada se han desarrollado recientemente mediante la Orden INT/317/2011, de 1 de febrero, sobre medidas de seguridad privada, publicada en el BOE de 18 de febrero y en vigor desde 18 de septiembre.

Esa orden dedica el CAPÍTULO III a las medidas de seguridad en otros establecimientos, y su

Sección 1.ª a las medidas en joyerías y platerías, galerías de arte y tiendas de antigüedades. Y en su artículo 17, al hablar de Niveles de blindaje, dice

1. Las cámaras acorazadas de los establecimientos obligados en esta Sección, y aquellos otros establecimientos, tales como museos, salas de exposiciones u otros de similar naturaleza, en los que se fabriquen, restauren, almacenen o exhiban objetos de estas industrias, deberán tener el nivel de resistencia determinado en el artículo 8 de la presente Orden; y las cajas fuertes [que las joyerías tienen que tener obligatoriamente], el nivel determinado en el artículo 9 de la misma.

Si acudimos a la lectura de ese artículo 9, vemos que establece lo siguiente:

1. Las cajas fuertes han de estar construidas con materiales con grado de seguridad 4 según la Norma UNE-EN 1143-1.

Y si del artículo 9 pasamos a la Disposición adicional primera, Conexión de unidades de almacenamiento de seguridadésta nos dice que

Los establecimientos obligados a disponer de una unidad de almacenamiento de seguridad, de las reguladas por la Norma UNE-EN 1143-1, deberán conectar su sistema de alarmas a una empresa de seguridad autorizada para la actividad de central de alarmas o, en su caso, a una central, también autorizada, de uso propio. Tales instalaciones contarán, entre sus elementos, con un sistema de registro de imágenes, con las características recogidas en el artículo 4 de la presente Orden, permitiendo con ello, a la central de alarmas, la verificación de las señales que pudiesen producirse.

Las características que deberá reunir el sistema y que vienen apuntadas en el referido artículo 4 son las siguientes:

1. La parte destinada a registro de imágenes de los equipos o sistemas que se instalen deberá estar ubicada, en el interior de la joyería, en lugares no visibles por el público; y el sistema de protección contra robo de los soportes de las imágenes ha de tener activado, durante el horario de atención al público, un retardo para su acceso de, como mínimo, diez minutos, que podrá ser técnico cuando se trate de sistemas informáticos, y físico o electrónico cuando se trate de vídeo-grabación.

2. El sistema de retardo podrá ser sustituido por una llave de apertura del lugar en que se encuentre el equipo, que estará depositada en un elemento contenedor que cuente con el mismo tiempo de retardo.

3. Estos equipos de registro de imágenes deberán, además, estar conectados permanentemente al sistema de seguridad de la entidad, de forma que puedan ser utilizados como elemento de verificación por la central de alarmas autorizada a la que estuvieran conectados, de conformidad con lo previsto en la normativa sobre funcionamiento de los sistemas de alarma en el ámbito de la seguridad privada.

Por tanto, de lo expuesto, parece que sí pasa a ser obligatoria para las joyerías la instalación de un sistema de registro de imágenes que reúna además las características exigidas en ese artículo 4 de la Orden 317/2011. ¿Y qué plazo tienen para ello? Pues DOS AÑOS A CONTAR DESDE EL 18 DE AGOSTO DE 2011, de acuerdo con la Disposición Transitoria Única de la Orden Ministerial:

Los establecimientos a que hace referencia la Disposición Adicional Primera de esta Orden, dispondrán de un plazo de dos años para que cumplan lo previsto en ella, respecto a su conexión a central de alarmas y disponer de sistema de registro de imágenes.

Dicho lo dicho, dos cuestiones:

La verdad es que, me planteo, a tenor de lo dispuesto en el artículo 23 de la Ley 50/1997, de 27 de noviembre, del Gobierno, y en el artículo 51.2 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, si en virtud de la Orden Ministerial, se puede establecer la adopción obligatoria de una nueva medida de seguridad que no está contemplada en el Reglamento de Seguridad Privada, aprobado por Real Decreto y norma jerárquicamente superior de aquélla y, recordémoslo, objeto de reforma reciente en la que nada se decía sobre esta nueva obligación. Me gustaría conocer más opiniones, por lo que invito a todo el mundo a pronunciarse sobre la cuestión. Eso sí, habrá que ponderar en su caso si al cliente le compensa en meterse en batallas jurídicas y berenjenales administrativos en el supuesto de que consideremos finalmente que esta medida no es exigible (que sí, por supuesto, aconsejable).

Y por otro lado, realizada la instalación de ese sistema de grabación de imágenes, nos queda ver cómo solucionamos el asunto del cumplimiento del deber de información: ¿debemos colocar cartelito (el distintivo informativo del artículo 3.a) conforme al modelo recogido como anexo en la Instrucción 1/2006 de la AEPD y tener preparado un documento informativo, según dispone el artículo3.b de la propia Instrucción? ¿O debemos regirnos por lo que especialmente establece la normativa de seguridad privada?

Y planteo esta cuestión porque en el artículo 127.1 i) del Reglamento de desarrollo de la Ley de Seguridad Privada se establece expresamente que la joyería deberá proceder a informar de las medidas de seguridad adoptadas: mediante

Carteles, del tamaño que se determine por el Ministerio de Justicia e Interior, u otros sistemas de información de análoga eficacia, para su perfecta lectura desde el exterior del establecimiento, en los que se haga saber al público las medidas de seguridad que éste posea.

En el año 2008 la Agencia se pronunció sobre esta cuestión en su resolución R/00700/2008, dictada en el procedimiento PS/00138/2008. Dicho procedimiento se inició por denuncia de un particular que entendía que una Caja de Ahorros incumplía el deber de información en relación con un sistema de videovigilancia, porque en vez de cartelito modelo Instrucción 1/2006 más documento informativo, simplemente tenía colocados unos carteles con el siguiente texto:

“oficina dotada de caja fuerte con apertura retardada, sistema permanente de grabación de imágenes, alarma y otras medidas de
seguridad”

La Agencia, atendiendo las alegaciones de la Caja acordó el archivo de las actuaciones por entender que

-a) Que la forma específica prevista en el RLSP (artículo 120.1.f) en la que las entidades bancarias/cajas deben informar de sus medidas de seguridad prevalece sobre lo previsto en la Instrucción 1/2006

f) Carteles del tamaño que se determine por el Ministerio de Justicia e Interior u otros sistemas de información de análoga eficacia, anunciadores de la existencia de medidas de seguridad, con referencia expresa al sistema de apertura automática retardada y, en su caso, al sistema permanente de captación de imágenes.

-b) Que como el plazo máximo de conservación es de quince días, así como el hecho de que las imágenes solamente estén a disposición de la autoridad judicial y cuerpos y fuerzas de seguridad por mención expresa del artículo 120.1.a) RLSP, supone la legitimación para denegar los derechos ARCO, no le parece a la Agencia admisible imponer la obligación de “informar” sobre unos derechos a ejercer que a la hora de ejercitarlos, éstos sean denegados amparados en una disposición normativa.

Prima facie, puede parecer, entonces,  que con poner el letrero informativo previsto en el artículo 127.1.i) del RLSP sería suficiente, pero lo cierto es que en el caso de las joyerías no se dan las mismas premisas que en el caso de las entidades de crédito, por cuanto

-a) Al contrario de lo que sucede con el apartado f) del artículo 120.1, el 127 no contiene la mención a que el cartel informativo debe contener mención expresa al sistema permanente de captación de imágenes.

-b) Ni el artículo 127 RSLP ni ninguno de los de aplicación contenidos en la Orden 317/2011, al contrario de lo que sucede con el artículo 120.1.a) RLSP determina nada en relación con los plazos máximos de conservación de las imágenes (que entonces será el de 30 previsto en la Instrucción 1/2006, artículo 6).

-c) Ni el artículo 127 RSLP ni ninguno de los de aplicación contenidos en la Orden 317/2011, al contrario de lo que sucede con el artículo 120.1.a) RLSP establece expresamente que las imágenes solo podrán ser únicamente podrán ser utilizadas como medio de identificación de los autores de delitos contra las personas y contra la propiedad estarán a disposición de la autoridad judicial y de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Así que lo que parecía igual… pues no lo es tanto. Y como uno no está en la piel del que ha pergeñado la Orden, ignoro la intención final. No sé si han querido regular una cosa igual que la otra pero se han olvidado de la mitad del “copia y pega”; o han querido regular la situación de las joyerías de forma distinta… de verdad, no lo sé, aunque tengo la sensación de que lo que se quería era lo primero, pero claro, fíate y además, explícaselo a la AEPD cuando te pregunte el motivo por el que no has puesto su cartelito.

Entonces, ¿qué hacer? ¿qué decirle a mi cliente joyero?  Que los experimentos se hacen en casa y  con gaseosa: ante la posibilidad de sanción, pon el cartelito informativo del artículo 127 del RLSP, porque de todas formas lo tienes que colocar para informar de las medidas de seguridad adoptadas, pero… coloca también el de la Instrucción 1/2006 y ten a mano documento informativo. Y ya le pediremos a la AEPD que emita un informe al respecto.

Si alguno de ustedes lo ve más clarito, yo encantado de que me lo expliquen, que en esta rama del conocimiento jurídico cuanto más te metes más lío te armas.

Por cierto, y como colofón: en el RLSP, tanto para las entidades de crédito como para el de las joyerías y otros establecimientos obligados a su colocación y exhibición, se prevé que el Ministerio competente determine el tamaño de esos carteles informativos. Pues bien, en el artículo 7 de la Orden, dentro del capítulo II, de medidas de seguridad específicas para entidades de crédito, se aprovecha para dar cumplimiento a ese mandato y se establece que los carteles anunciadores de la existencia de medidas de seguridad tendrán un tamaño no inferior a dieciocho por doce centímetros.

¿Y para las joyerías? Pues en el capítulo III, de medidas de seguridad específicas para otros establecimientos, entre los que se encuentran las joyerías… NO SE DICE NI MÚ.

¿Lo ven como uno no se puede fiar ni un pelo de lo que quiere o deja de querer o ha querido querer o creído creer el legislador?


16 comentarios

  1. Luis Salvador Montero
    30 de septiembre de 2011 @ 07:20

    😉

    Buena entrada, Alfonso… En tu linea…

    Me asalta la misma duda que a ti sobre si una instrucción puede añadir obligaciones que no vienen impuestas ni en la ley, ni en su reglamento, cuando se supone que la función de tal norma (la instrucción) debería ser exclusivamente la de “aclarar” como deben aplicarse las otras dos normas… Pero, aplicando ese “sentido común” de consultor al que apelas en la entrada, y en prevención de esa inseguridad que tan bien conoces e impera en esta país, yo, desde luego me curaría en salud y colocaría los dos cartelitos al tiempo que formularía solicitud de informe a los SS Jurídicos de la AEPD, que seguro que muy gustosamente formularán uno de sus informes “no vinculantes”… Y eso si, tan pronto obre en tu poder, espero que procedas a compartirlo con los amigos… (incluso conmigo ;))) Personalmente, me suscita mucha mas curiosidad el tema de si debe atender los derechos ARCO o no que el tipo de cartel ;)))

    Un fuerte abrazo y gracias por compartir tu acertada reflexión

    Luis Salvador Montero

    Responder

  2. fjavier_sempere
    3 de octubre de 2011 @ 11:29

    Muy buen post, Alfonso.

    Aprovecho en primer lugar para identificarme correctamente y eliminar mis otros alter-egos en esta web (SILA y Argay) 😛

    Sobre la primera cuestión que planteas, DFinalPrimera del Reglamento de Seguridad habilita al Ministerio a dictar disposiciones ejecutivas y de aplicación, cuestión que yo entiendo como desarrollando las obligaciones ya previstas o solucionando cuestiones interpretativas, pero no imponiendo nuevas obligaciones, como bien dices.

    No obstante, desde mi humilde punto de vista, en el artículo 111 del Reglamento se han curado en salud conteniendo una habilitación muy amplia para “legislar” a posteriori sin necesidad de hacerlo mediante un Reglamento. Si bien es cierto que dicho artículo no contempla al Ministerio, podemos entender que cuando el “sector afectado” sea del todo el territorio, será el Ministerio.

    No es más que una técnica que el “legislador” (ese que citamos todos pero nunca sabemos quién es) utiliza para curarse en salud y salvar varios trámites. En otras palabras, para bancos pasa por el Consejo de Estado, para joyerías no. Otro ejemplo, nuestro querido artículo 2 del RD de la LOPD, con una redacción “kafkiana” (en el caso de datos de contacto no se aplica el reglamento; empresarios individuales el régimen de pd; y en fallecidos, vuelve a no aplicarse el reglamento). Pero volvamos al tema que nos traes 🙂

    Respecto al siguiente tema, a mí me produce muchas dudas. A saber, en bancos se aplica la normativa específica, la cuál contiene una cesión de datos en una norma reglamentaria (aunque con la LOPD está OK) pero se interpreta como restrictiva del ejercicio de los derechos ARCO. O sea, mediante un RD se limita el ejercicio de los derechos ARCO de la LOPD?

    Otra cuestión, el citado precepto habla de transcurridos 15 días, las imágenes serán “inutilizadas”, que supongo que no será lo mismo que cancelarlas. ¿Significa borrado?

    En cuanto al cartel, entiendo que una cosa es la descripción de todas las medidas de seguridad y otra poner el cartel de la Instrucción. Ahora bien, lo que no entiendo es que se haga una diferencia entre joyerías y bancos, o que no se haya previsto la misma regulación para ambos.

    Un abrazo.

    Responder

  3. manuel garcia
    7 de octubre de 2011 @ 08:17

    estimado sr le rogaria me aclarara el comentario que circula de que las puertas de acceso a la zona de seguridad de un compro oro deben ser de nivel 5, como usted sabe hasta ahora no se requeria un nivel determinado pero parece que para las nuevas aperturas en algunas ciudades lo estan pidiendo y la verdad esque no encuentro fabricantes que dispongan de ese nivel salvo los de camaras acorazadas.
    un saludo

    Responder

    • Lluisoft
      29 de noviembre de 2011 @ 12:00

      La Normativa se refiere al Grado de seguridad 5 a las partes opacas de las puertas de seguridad, ( vamos todo lo que no es vidrio ” alias traslucido ” ) con respecto a los cristales actualmente tienen de ser de nivel P6B.

      Responder

  4. alfonso pacheco
    7 de octubre de 2011 @ 08:42

    Sr. García, buenos días.
    Muchas gracias por leer nuestro blog y participar activamente con su comentario

    El apartado 2º del artículo 2º de la Orden 317/2011 del Ministerio del Interior , de de 1 de fe-brero, sobre medidas de seguridad privada, dice así:
    2. Las puertas blindadas a las que se refiere el párrafo d) del apartado primero del artículo 127 del Reglamento de Seguridad Privada, contarán con clase de resistencia 5 según la Norma UNE-EN 1627, para la parte opaca, y con resistencia P6B al ataque manual, según la Norma UNE-EN 356, para la parte acristalada, en su caso.

    El párrafo d) del apartado primero del artículo 127 del RDLSP tiene el siguiente texto
    1. En los establecimientos de joyería y platería, así como en aquellos otros en los que se fabri-quen o exhiban objetos de tal industria, deberán instalarse, por empresas especializadas y, en su caso, autorizadas, las siguientes medidas de seguridad:
    d) Puerta blindada, con resistencia al impacto manual del nivel que se determine, en todos los accesos al interior del establecimiento, provista de los cercos adecuados y cerraduras de segu-ridad.

    A tenor de los preceptos trascritos, sí es exigible el nivel 5 de resistencia de la Norma UNE-EN-1627.

    Alfonso Pacheco

    Responder

  5. RUBEN
    3 de noviembre de 2011 @ 13:28

    Me sumo a las felicitaciones por el blog.
    Ciertamente, al hilo de las recientes Órdenes que desarrollan el Reglamento de Seguridad Privada se plantean muchísimas dudas técnicas (sugiero ver los últimos dos números de la revista SEGURPRI) pero por encima de todo, a mí, desde el principio me ha costado admitir que la potestad reglamentaria en la que legítimamente se ampara la Administración para desarrollar el R.D. 2364/1994, permita una privatización del proceso normativo.
    La remisión en bloque a las normas UNE, puede resultar muy práctico desde el punto de vista técnico, pero convertir unos textos ,que no se publican en el BOE, en imperativos mediante su mera cita, supone a mi modo de ver, una patada al principio de legalidad, ya que la ley aplicable solo será conocida… si se compra. ¿Qué fue del artículo 2 del código civil?
    Voy a tratar de profundizar un poco más en este tema que, de momento, no pasa de una reflexión personal que me gustaría compartir.
    Un saludo.
    Rubén Salgado,

    Responder

  6. Alfonso Pacheco
    3 de noviembre de 2011 @ 15:13

    Rubén, muchas gracias por tus felicitaciones, pero más aún por tus aportaciones.
    Tocas un tema en el que sin duda tienes mucha razón: la privatización, con beneficio económico, del proceso normativo. Cómo me suena esto a la AEPD y la lista Robinson….
    Saludos
    Alfonso Pacheco

    Responder

  7. José Antonio Refojo Diaz
    24 de noviembre de 2011 @ 10:14

    Hace 48 años que regento un establecimiento de joyeria que casi estamos para cumplir 110 años de existencia,y a lo largo del tiempo henos visto como y cuanto mas medidas de seguridad se instalan,mas agresivas son las incidencias.Hace años ,cuando entró en vigor la ley que obligaba a tenerlas,los gobernadores provinciales podian excluir de algunas por el bajo nivel del establecimiento,sé que por la propia seguridad hemos cumplido con la ley,pero no nos aseguran,instalandolas,que no habra incidencias.De caminar así,dentro de poco,tendremos que contar,no con uno,si nó con varios vigilantes de seguridad,con el consiguiente costo para las empresas,haciendo que muchas tengan,o tengamos que cerrar,por no poder afrontar los gastos.Y me pregunto,¿a quien beneficia la adopciòn de las medidas?,¿seguro que a nosotros?.Antes le podriamos ver las caras a los atracadores,con las cámaras entran con pasamontañas y tapando las orejas…..mas peligro.Un saludo.

    Responder

  8. Alfonso Pacheco
    24 de noviembre de 2011 @ 13:08

    Gracias José Antonio por su aportación, que abre un nuevo punto de vista. Es cierto que la instalación de medidas de seguridad no garantiza que no vayan a darse ataques contra el establecimiento, y de hecho se producen, pero sí creo sinceramente que menos de los que tendrían lugar si no se hubieran adoptado medidas de seguridad.

    Un saludo,

    Alfonso Pacheco

    Responder

  9. Enrique
    25 de noviembre de 2011 @ 12:47

    Buenos dias Alfonso.
    Buscando por internet he encontrado ésta página que me ha parecido muy interesante sobre todo por el hecho de que estoy buscando una respuesta a mis dudas y precisamente eran en relación al sistema de gravación de imágenes de las joyerias.
    Mi duda es basicamente la interpretación de la Orden INT 317.
    Dices que en el artículo 4, punto 1 de la Orden, establece ” 1. La parte destinada a registro de imágenes de los equipos o sistemas que se instalen deberá estar ubicada, en el interior de la joyería”. En la Orden, no veo por ninguna parte que diga “joyerias”, y sólo veo como establecimiento obligado a las “entidades de crédito”. Eso en principio es lo que pone la Orden.
    Después, tú haces la extrapolacion de los dos tipos de establecimientos según dispone la disposición adicional primera de dicha orden. Hasta aquí todo correcto y de acuerdo contigo, excepto por la interpretación que yo le doy y que te la explico par que me des opinión.
    La disposición adicional primera, primer parágrafo dice que “Los establecimientos obligados a disponer de una unidad de almacenamiento de seguridad, de las reguladas por la Norma UNE-EN 1143-1, deberán conectar su sistema de alarmas a una empresa de seguridad autorizada para la actividad de central de alarmas o, en su caso, a una central, también autorizada, de uso propio.” Leamos establecimiento obligado , como joyeria , y unidad de almacenamineto como caja fuerte. Hasta aquí no hay ninguna duda.
    El siguiente parágrafo es el que encuentro del todo interpretable y lo único que quiero es saber vuestra opinión sobre mi interpretación porque también la encuentro que es lógica.
    Es lo siguiente: “Tales instalaciones contarán, entre sus elementos, con un sistema de registro de imágenes, con las características recogidas en el artículo 4 de la presente Orden, permitiendo con ello, a la central de alarmas, la verificación de las señales que pudiesen producirse.”
    ¿Es posible que “tales instalaciones” se refiera a “central de alarmas o, en su caso, a una central, también autorizada, de uso propio”?
    Yo creo que “tales instalaciones” se refiere a la central de alarmas, porque sinó la frase acabaria en “con las características recogidas en el artículo 4 de la presente Orden” i no en “permitiendo con ello, a la central de alarmas, la verificación de las señales que pudiesen producirse.”, lo que hace clara y exclusiva referencia a las CRA.
    Por tanto, bajo mi punto de vista creo que las joyerias, SI que han de tener un sistema de gravación de imágenes, pero que no ha de estar físicamente en el establecimiento, sinó que las imágenes ( y el soporte)pueden ser gravada y guardadas por una central de alarmas en el caso que fuera necesario.
    Me gustaria que me respondierais que opinais y si estoy totalmente equivocacado o no, ya que me dedico a éste sector y es una de las cuestiones que me quedan por resolver. Muchas gracias por la colaboración.

    Responder

  10. Alfonso Pacheco
    25 de noviembre de 2011 @ 17:34

    Enrique, buenas tardes.
    Gracias por tu participación. Sin duda, tu interpretación resulta lógica, pero desde mi punto de vista creo que la referencia al artículo 4 de la Orden es completa, por lo que los sistemas de grabación deberán no solo permitir el acceso a las imágenes desde la CRA sino tambiéncumplir los requisitos de su apartado primero.
    De todas formas, si encuentro algo que contradiga mi opinión te lo haré saber a través del blog.
    Saludos
    Alfonso Pacheco

    Responder

  11. Lluisoft
    29 de noviembre de 2011 @ 12:14

    Sr. Alfonso Buenos Dias,
    Gracias por sus aportaciones, las cuales considero interesantes, hay una duda que me corroe de la interpretación de la normativa y es que las nombradas camaras de videovigilancia que han de disponer los establecimientos obligados a disponer de unidades de almacenamiento de seguridad ( Caja fuerte ) tienen a mi entender que proteger y facilitar las imagenes de la posible alarma, entendiendo que como minimo tiene que haber una camara enfocada a cada unidad de almacenamiento de seguridad que disponga el establecimiento, en las joyerias posiblemente con una seria suficiente, pero en las entidades bancarias, tiene que haber una camara por cada unidad de almacenamiento de seguridad.

    Atentamente,
    Luis C.C.

    Responder

    • Alfonso Pacheco
      29 de noviembre de 2011 @ 14:40

      Hola Luís, gracias por participar en nuestro blog a través de sus comentarios. Ni en el Reglamento de desarrollo de la Ley de Seguridad Privada ni en la Orden INT/317/2011, de 1 de febrero, sobre medidas de seguridad privada leo yo que las cámaras de videovigilancia tengan que estar enfocadas hacia las cajas fuertes, o al menos eso me parece a mí.
      Mucho le agradecería que, caso de no estar de acuerdo, me indicar el precepto y norma de la que deduce Ud. esa obligación

      Saludos cordiales y, de nuevo, gracias por su aportación

      Responder

  12. DICTAMEN JURIDICO SOBRE EL DENOMINADO EQUIPO DE REGISTRO DE IMÁGENES EN ESTABLECIMIENTOS OBLIGADOS A ADOPTAR MEDIDAS DE SEGURIDAD ESPECIFICAS. |
    4 de junio de 2012 @ 08:54

    […] los fieles lectores de este blog,  en el mes de septiembre publicamos un artículo titulado “¿Deben las joyerías instalar obligatoriamente sistemas de grabación de imágenes?”, donde se analizaban las consecuencias de la Orden Ministerial 317/2011, de 1 de febrero, sobre […]

    Responder

Enviar una respuesta

Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en la información legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, "Información legal" , situada en la parte superior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.

*