Uso fraudulento de los fondos de formación. Los medios solo informan de lo que les da la gana.

Miniatura noticia

Editorial escrito por Javier, Luís  y Alfonso

Estas últimas semanas la prensa nos viene informando día sí y día también, del escandaloso uso fraudulento por parte de UGT ANDALUCÍA de distintas subvenciones y fondos de formación, que se han utilizado para todo menos para aquellos fines que justificaron su concesión.

Nada que decir de la cobertura mediática, que aplaudimos, de tamaña sinvergonzonería, pero sí queremos transmitir desde este blog la siguiente reflexión: ¿Por qué los medios de comunicación no se han hecho eco en la misma medida del uso masivo desde hace varios años de los fondos de formación por parte de las empresas para financiar la prestación de servicios profesionales?

La Asociación Profesional Española de Privacidad  como colectivo, y muchos profesionales a título individual,  llevamos varios años denunciando a los cuatro vientos, ante organismos oficiales, asociaciones empresariales, partidos políticos y medios de prensa, el destino de fondos de formación al pago de la prestación de servicios profesionales para la implementación en la empresa de la normativa en protección de datos de carácter personal, práctica que se ha hecho extensiva a la implantación de la normativa en blanqueo de capitales, sistemas de calidad o prevención de riesgos laborales.

Y no estamos hablando de supuestos aislados. El volumen y lo descarado del fraude es tal que

1.- La propia Fundación Tripartita se vio forzada  a emitir sendos comunicados al respecto en fechas 14 de febrero de 2010, 6 de febrero de 2012, 14 de junio de 2012 y 10 de septiembre de 2012, ante la avalancha de información y denuncias recibidas.

2.- Una formación política, UPyD, tomó conciencia de la importancia del fraude y planteó una extensa pregunta parlamentaria en fecha ocho de junio de 2010. Sin embargo, amén de que la cuestión no ha sido contestada ni por el anterior Gobierno de la Nación ni por el actual han sido capaces de dar respuesta a la interpelación, la prensa no se hizo eco de la noticia.

¿Quiere conocer el texto completo de la pregunta? Descárguelo desde este enlace

3.- El Partido Popular (eso sí, de tapadillo y en silencio, no sea que alguien se pueda enterar) a través de su grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados ha presentado una enmienda a la Ley de Presupuestos para intentar paliar la sangría.

Pero el caso es que los medios de comunicación, salvo excepciones puntuales,  durante todos estos años no se han hecho eco del tema, cuando el nivel de fraude y su cuantificación económica entendemos debe ser notablemente superior al que ahora se achaca a UGT.

Frente al silencio mediático e institucional, todos los avances habidos se deben a la insistencia del sector profesional y su ímprobo trabajo diario a través de sus denuncias; a través de sus comunicados asociativos; a través de artículos de opinión en blogs especializados; a través de jornadas de formación o entrevistas con patronales

¿Por qué esta diferencia de tratamiento ante estos dos casos de generalizado uso fraudulento de fondos públicos?  Descartado, más que nada por ser buenos,  el que haya una mano oculta que haya movido cables para que esto no alcance la dimensión mediática que merece, sólo se nos ocurre una razón para este agravio comparativo: el fraude solo es noticia cuando el defraudador tiene nombre y apellidos y se puede sacar tajada informativa de ello. Pues señores de la prensa, luego no nos hablen del sacrosanto deber de información, del derecho del ciudadano a la información y de su pretendida objetividad, porque los hechos demuestran que por el interés te quiero, Andrés.

Dedicado a todos los que llevamos años luchando contra el fraude en el uso de los fondos de formación. Al final, parece que lo conseguiremos.

Foto: logo creado en su día por Eduard Chaveli.

  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • LinkedIn
  • Print

4 comentarios

  1. Vicente Moncholi
    2 de diciembre de 2013 @ 12:04

    muy bueno, enhorabuena.

    Responder

    • Alfonso Pacheco
      2 de diciembre de 2013 @ 12:48

      Gracias, Vicente
      EL mérito de lo que está sucediendo es del sector, pese a que muchas veces ha sido como darse cabezazos contra una pared o predicar en el desierto.
      Alfonso

      Responder

  2. Rafael Varela Tabares
    2 de diciembre de 2013 @ 14:38

    Buenas tardes. Gracias a los 3 por vuestra aportación y visión. La verdad es que cada vez que pienso en escribir sobre el tema, algún compañero publica algo sobre esta lacra. Que recuerde, en verano fue Esther Botella y ahora vosotros, por tanto creo que lo dejaré para después de las fiestas con la idea de seguir dándole difusión continuada al tema, que es de lo que se trata.
    En todo caso, ya sabéis que la noticia es: “hombre muerde a perro” y no al revés….
    Gracias, un saludo, Rafael Varela Tabarés

    Responder

    • Alfonso Pacheco
      2 de diciembre de 2013 @ 14:47

      Hola Rafael.
      Gracias por tus comentarios. El que nosotros hayamos publicado ahora no impide simultaneidad con otras entradas sobre el mismo asunto, que da mucho de sí. Aquí nadie tiene la exclusiva y lo importante es que se denuncie constantamente este feo asunto. Si no fuera por todos los que damos la vara ni la Tripartita, ni la prensa cuando se ha hecho eco, ni el Gobierno habrían movido un dedo.
      Fuerte abrazo
      Alfonso

      Responder

Enviar una respuesta

*

Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en la información legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, "Información legal" , situada en la parte superior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.